Skip to main content

El nuevo catálogo de Sacyl incorpora algunos cambios importantes con respecto al anterior, que debes tener en cuenta para la dispensación de estos productos a partir de su entrada en vigor (1 de enero de 2020), ya que entre otras cuestiones, modifica los productos incluidos, los códigos de estos productos, los precios, la aportación del usuario, los plazos de renovación y los requisitos de prescripción.

Es importante que antes de cada dispensación, se consulte este catálogo en el enlace web de Sacyl, ya que pueden incluirse modificaciones en próximas fechas.

 

ACCESO AL CATÁLOGO DEL SACYL

 

En todo caso debes tener en cuenta que desde el 1 de enero de 2020:

PRESCRIPCIÓN:

  • Existe un nuevo Formulario de prescripción de productos ortoprotésicos que sustituye al anterior Anexo II.
  • La prescripción debe hacerse con los códigos del nuevo catálogo.
  • En Atención Primaria solo podrán prescribirse productos de ajuste básico (BAS), de los siguientes tipos de productos: sillas de ruedas, bastones y andadores.
  • Existen bastantes productos con requisitos de prescripción mediante informe especial; es importante que ante cualquier prescripción se verifique con el nuevo catálogo.

 

DISPENSACIÓN/FACTURACIÓN:

  • La dispensación de productos de ortopedia, se puede realizar en las mismas condiciones que existían hasta esta fecha:
  • Dispensación con ajuste básico (BAS): se puede realizar desde todas las farmacias (ver listado de productos autorizados)
  • Dispensación con Adaptación individualizada (ADAP), a medida (MED) o los componentes (COM): solo desde las ortopedias o desde las farmacias que tengan autorizada sección de ortopedia.
  • Para la facturación del producto, se debe tener en cuenta el Importe Máximo de Financiación (IMF), que figura en el nuevo catálogo, teniendo en cuenta que incluye ya la aportación del paciente, por lo que el reembolso que recibirá el paciente será la diferencia entre el importe máximo de financiación y la aportación que le correspondería (IMF-Aportación).
  • Las disposiciones en vigor, salvo modificación posterior, establecen que el Importe Máximo de Financiación (IMF) es el precio tope del producto, si pretende solicitarse el reintegro de gastos.
  • La factura deberá incluir el nuevo código.
  • Existen muchos productos ADAP, COMP Y MED, que requieren que el paciente vuelva al prescriptor a que dé el visto bueno antes de solicitar la ayuda; es importante que se revisen los requisitos en el nuevo catálogo.
  • La página web de la Junta tiene publicados los listados donde aparecen los establecimientos autorizados para la dispensación de estos productos, tanto los de ajuste básico como el resto de productos que requieren adaptación.